Algo extrovertida. Directa y con las cosas claras. Estudiante, y espero seguir siéndolo hasta que acabe lo que quiero. Todavía me queda mucho en este mundo, y seguiré dando por saco a todos aquellos que me aguantan, y a los que no, también. Apasionada de los retos y las cosas imposibles. Y como no, adoro escribir. Espero que os guste, y si no... pues gracias por hacerme una visita mas ;)

D.


Que solo quiero bailar, gritar, saltar, sentirme libre como un pájaro en el cielo, ser yo la crea en mi y no otros, la que opine sobre el bien o el mal y no se arrepienta de nada, salir de este agujero donde me metí sin saberlo, y por fin encontrar un camino en el que pueda correr lo mas rápido y lento posible sin tener que mirar hacia atrás para ver que dejo, porque en realidad, si me marchara de una vez por todas, no dejaría nada porque no tengo nada.





Del.

Cuando eres tu la que decides sobre el bien o el mal, o la que decide si algo se arregla o no, te das cuenta que llevas mas peso en tu espalda del que creíste jamas. Nunca pensé que podría ser dueña de mi propio destino, pero creo que lo he llegado a conseguir. Soy todo lo que un día quise ser, ni peor ni mejor, solo yo. Muchos piensan que soy reservada y por ello he conseguido todo lo que tengo, y si, aunque me duela reconocerlo, es por ello por lo que estoy así. En mi opinión, una persona solo es capaz de conocerse a sí misma en una total paz interior y con un exterior tormentoso, viendo mas allá del mundo que la rodea y controlando todo lo que le pasa por la cabeza, asimilarlo y darle la solución mas conveniente. Y aveces, ser tan tuya solo trae problemas. Y el mayor problema tiene el nombre de soledad. Es triste, pero es un hecho. Duro y difícil de sobrellevar, pero es el  único que te ayuda a madurar. Es muy complicado comprender lo, e incluso a muchas personas les asusta verse solas en un futuro. Pero a mi no, he estado sola toda mi vida, y cuando creía que eso había acabado, volvió a aparecer mi amiga la soledad. ¿Como? No lo se. Pero en esta vida, hay personas las cuales se les asignan papeles mas complicados que al resto de seres humanos, y me toco a mi. Y para nada os creáis que estoy hablando de una soledad que ha aparecido por tonterías, o por errores muy gordos que he cometido, porque no es así. Solo pienso que no estoy hecha para vivir en sociedad, con unas reglas, unos valores y unos pensamientos de los demás que lo único que hacen es hundirnos de una forma muy indirecta. Así que desde aquí, un pequeño rincón que leerán solo unas pequeñas personas, les animo a que no tengan miedo a la soledad, que no tengan miedo de manejar su vida como ellos quieran, porque sera la única forma que tengan para darse cuenta realmente como son de verdad.