Algo extrovertida. Directa y con las cosas claras. Estudiante, y espero seguir siéndolo hasta que acabe lo que quiero. Todavía me queda mucho en este mundo, y seguiré dando por saco a todos aquellos que me aguantan, y a los que no, también. Apasionada de los retos y las cosas imposibles. Y como no, adoro escribir. Espero que os guste, y si no... pues gracias por hacerme una visita mas ;)

El humo de tu cigarro.

Y ahí estábamos, dos almas perdidas que solo se entendían ellos mismos. No creíamos parecernos, pero nuestros instintos más primitivos nos hicieron vulnerables. Recuerdo que hacía frío, y quizás no consigo saber el día en el que pasó todo. En el que se aceleró mi corazón, mis ojos brillaban, y hablaba más de tí que de nadie. Corrí todo lo posible para alejarme, pero mis pies estaban tan cansados y doloridos que decidieron frenar. Y tú seguías en el mismo lado en el que te había dejado. A dos centímetros de mi. Quizás la única que decidió alejarse fue mi cabeza, pero mi cuerpo no quería. Y cuando me di cuenta, estaba contigo durmiendo en un sofá viejo que nos pareció el lugar más cómodo del mundo. Me besaste, y sentí que esa noche no quería que acabase, que quería acostumbrarme a ti y a tus manías, al humo de tu cigarro , a dormir apoyada en tu brazo, a poder decir que eres mío. Ya había caído, y no me estaba dando cuenta de nada. Caí en tí, como un niño cae en su madre, o un cuerpo sin vida en el infierno. Porque solo pedía que me dieras cinco segundos para volver a vivir. Cuatro para mirarte. Tres para pensar lo bonito que es tenerte. Dos para volver a mirarte, porque no quiero dejar de hacerlo. Y uno para besarte, como nunca antes lo había hecho. Porque mi mundo ya es tuyo, y en realidad eso era, un alma solitaria que una noche se dio cuenta de que quería compartir su soledad, y ser un poquito más feliz.

Te quiero a ti.

Deseo tu cuerpo. Tu forma de mirarme. El como me acaricias cuando estoy en tu cama. Tus besos que me matan. Y esos mordiscos que me enrabietan. Tus ganas de sentirme. De decir estupideces. Y de decirlas en el momento menos adecuado. Deseo tu tiempo para quitartelo todo de golpe estando conmigo. Tus brazos. Tu pecho, en el que me podia quedar todas las noches del resto de mi vida. Deseo tus ganas de vivir, tu forma de hacerme sentir mas rara que nadie. Deseo tus dias con sus noches, tus planes en los que un dia me incluiste, tus enfados y tus reconciliaciones. Te deseo a ti. Te quiero a ti.

Tazas negras con el veneno de la sociedad mezclado con whisky barato de un bar de carreteras. Taburetes pegados a la barra, en la que se encuentra una apetecible chica morena vestida con un vaquero mas corto de lo que jamas te podías imaginar y una camiseta de cuadros roja y negra. Su aspecto es más descuidado que ninguno, pero para esos diez minutos en los que dura tu bebida, te parece la camarera más bella y dulce. Mesa con un padre y su hijo comiendo una grasosa hamburguesa. Dos mesas mas atrás, un camionero tomando se un café caliente, tan caliente que su lengua arde mas que si estuviera pudriendo se en el mismísimo infierno, del cual ha salido esa noche para intentar cazar a alguna mujer que este haciendo autostop cerca de un pueblo pequeño.
Fuera, una noche cerrada con una luna que se camufla entre las nubes. Los arboles danzan al son del viento, y el pelo siento como acaba tapando mi cara y moviendo se de un lado a otro, haciendo que mi cuello se encuentre helado y sin nadie que calentarlo. 
Para que buscar a ningún ángel que nos cuide,
Si en las noches oscuras lo único que necesitamos es un diablo
que nos haga todo aquello que a un infeliz humano no se le ocurriría. 

.

Tengo un templo a mi dios, un templo maldito, lleno de velas y malos presagios. Tengo un don, el don de cagarla. De pedir en mi templo todo que aquello no se consigue por si solo.
Tengo un templo, un templo de amor. De pasiones desenfrenadas y besos dulces. De ropa tirada en el suelo de la habitación. De juegos en tu cuerpo.
Tengo un templo, un templo de la añoranza. De recordarte sin quererlo. De ser quien no quise o siempre decidí no serlo. De echar de menos cosas que una vez eche de mas.
Tengo un templo, un templo en el que rezo todas las noches para volver a toparme con esos ojos que un día me envolvieron sin quererlo. Un templo en el que puedo ser una niña tonta escribiendo poesía a las tantas de la madrugada sin que nadie lo sepa.

Y en realidad, ese templo no es mas que un lugar con el que todas las noches sueño y con el que todas las mañanas imagino. Una válvula de escape para no pensar. O quizás para pensar demasiado. Un lugar donde lo único que necesito son palabras que transformar en hechos. Un lugar donde nada de lo que me pasa me pase, donde la vida no exista, y muchísimo menos la muerte. Donde no exista un fin para el amor eterno, para la felicidad de los que amas, para que no exista la tristeza. 
Tengo un templo a mi dios, un templo maldito. Lleno de mentiras y perjuicios que nos dio la historia. Lleno de bonitas caras y malas intenciones. De humanos llenos de ira y rencor hacia personas que no conocen y quizás nunca lo hagan. Porque eso es un templo, un lugar donde no existe la pureza del amor hasta que no veamos lo bello en cada cual. Amamos a dioses que no vemos, creemos en escrituras que algún loco escribió hace siglos, matamos por un libro que nos dice que lo hagamos. 
Seamos personas señores, personas sin templos.

I

Necesitaba sentirme bien. Necesitaba saber que a alguien le importaba. Necesitaba saber que estabas ahi, que no te habias ido, que me esperabas. Necesitaba saber que me querias tanto como para no verme en un año. Necesitaba entender lo que querias, y me querias a mi. Solo a mi. Y no me importa nada mas. Porque quizas solo sean palabras, pero con eso me basta. Y tener tus besos tanto como he soñado, sentirme amada y unica despues de tanto que he pasado. Sentirme tuya. Y tu unicamente mio. Y no se que hare, pero ya me volvi loca por ti una vez, y este verano no pienso desperdiciarlo. Este verano, sere yo. Contigo. Un pequeño nosotros construido de la nada. Por que en realidad, lo unico que necesitaba saber en esta vida es que me necesitas tanto como yo a ti.
Las palabras de una persona son imposibles de borrar. Sus hechos jamas podras olvidarlos y sus traiciones quizas siempre se queden en el rincon de la duda. Lo malo de todo esto, es que ya sea por rencor o por añoranza, estas en mi cabeza. E intento separarme, pero haces muy dificil que lo consiga. Si vas a olvidarme y acabar con esto, por favor ignorame. Porque si no me ignoras, me va a ser tan complicado olvidarte que nunca voy a salir de ese agujero. Y solo espero que lo entiendas, y puedas hacerlo tan bien como lo hiciste hace un tiempo.
Existia en un mundo de los infelices, aquella que era la mas desdichada de todos. Aquella que acabaria con todo en cuanto tuviera la oportunidad de ello, o la fuerza necesaria. Aquella que cuando su mundo se caia a pedazos, se dio cuenta de que ese mundo no existia. Que en realidad era una farsa. Y se vio mas sola que nunca. Mas perdida. Mas angustiada. Y mas acabada que en esos años de su existencia. 

If i lose myself.

Tu cabeza piensa. Tus pies estan frios al contacto con el suelo. Y tu corazon esta roto en mil pedazos. Y todo eso por una razon, la decepcion. Decepcion de ti. De mi. Del mundo. Me perdi vagando por tus palabras, pero acabe hundida con tus hechos. Porque esos hechos no existian. Y necesito encontrar otro cuerpo en el que colgarme, otra alma a la que amar como lo hice. Otro futuro en el que amanecer no sea una pesadilla. Otra realidad a la que aferrarme para que no me importe lo que hiciste en el pasado. Porque la razon de que necesite escapar es que sigo prendida a los bonitos recuerdos que una noche construimos. Y poder cambiar y tener lo que desde pequeña soñe, ser lo que quiero ser. Y obligarme a luchar por ello. Luchar por la vida que me espera. Luchar por que me lo debo a mi misma. He perdido mucho tiempo destrozandome por creer que mi puerta se habia cerrado, y que mis ventanas no se podrian abrir. Mucho tiempo creyendo en ti y en mi. Mucho tiempo quieriendote y odiandote. Y el tiempo es lo que menos deberia perder. Quizas ya no te tengo a ti, quizas nunca te he tenido como creia que te tenia o como me hiciste creer. Pero de una cosa estoy segura, y es de que me tengo a mi. Y tengo la gran suerte de decir que tenerme a mi misma es algo que hacia mucho tiempo habia dejado escapar.

El tiempo que llevamos perdido.

Podriamos pensar que el mundo nunca acabara. Que el sol jamas se apagara. Que el tiempo no corre en nuesta contra. Que la vida sigue su rumbo para siempre. Que jamas tendras que dejar de soñar. Y que tus escalofrios al sentir a esa persona los sentiras para siempre. Puedes seguir pensando que tu ilusion nuca se esfumara. Que tus gritos seguiran alli donde quieras que los escuchen, y que tus supiros los controloras. Que el latido de tu corazon no cesara. Y quizas podras pensar que los dias de este maravilloso universo son siempre soleados. Que las noches con el en la cama estaran para siempre, y que su respiracion sera lo que querras oir. Que tu cancion favorita siempre suene todos los dias en la radio. Que nadie nos fallara, y que nadie nos dejara. Que amamos mas de lo qe odiamos. Que queremos mas de lo que podemos. Y seguimos pensando que siempre nos tendremos, incluso cuando estamos perdidos. Porque solo podemos pensar e imaginar para asi acabar pensando que no podemos pensar.
Acabamos creyendo todo lo que nunca creímos capaz de creer. Acabamos aceptando todo aquello que un día juramos no aceptar. Y por supuesto, acabamos negando cosas que no tienen negación ninguna. Somos una energía no tan fuerte como suponíamos.Por que al fin y al cabo, nos convertimos en lo que el mundo quiere de nosotros, y eso no suele salir bien. Y quizás nos damos cuenta de que no hemos vivido todo lo que nos merecíamos vivir. Nunca es tarde, pero si es difícil. Y para ello, necesitas mas fuerza que nunca. Fuerza que sale de lo mas profundo de tu energía, la cual ya creías perdida por algún oscuro lugar del infinito. Todo puede pasar, y si no pasa es porque no debía de ocurrir. Pero nunca te canses de luchar. Termina con lo que un día tu cabeza soñó y desarrollo para que la hicieras realidad. El mañana esta a la vuelta de la esquina,y no puedes esconderte como un niño asustado detrás de las piernas de su madre.
Y no te canses de aceptar lo que necesitas, negar lo que se merece una negación y creer lo que tus ojos ven. Y acaba por un bonito final para ti, ya que la única persona que puede disfrutarlo es usted, querido ser humano dotado de la perfecta belleza que alguien le asigno.