Algo extrovertida. Directa y con las cosas claras. Estudiante, y espero seguir siéndolo hasta que acabe lo que quiero. Todavía me queda mucho en este mundo, y seguiré dando por saco a todos aquellos que me aguantan, y a los que no, también. Apasionada de los retos y las cosas imposibles. Y como no, adoro escribir. Espero que os guste, y si no... pues gracias por hacerme una visita mas ;)

Tazas negras con el veneno de la sociedad mezclado con whisky barato de un bar de carreteras. Taburetes pegados a la barra, en la que se encuentra una apetecible chica morena vestida con un vaquero mas corto de lo que jamas te podías imaginar y una camiseta de cuadros roja y negra. Su aspecto es más descuidado que ninguno, pero para esos diez minutos en los que dura tu bebida, te parece la camarera más bella y dulce. Mesa con un padre y su hijo comiendo una grasosa hamburguesa. Dos mesas mas atrás, un camionero tomando se un café caliente, tan caliente que su lengua arde mas que si estuviera pudriendo se en el mismísimo infierno, del cual ha salido esa noche para intentar cazar a alguna mujer que este haciendo autostop cerca de un pueblo pequeño.
Fuera, una noche cerrada con una luna que se camufla entre las nubes. Los arboles danzan al son del viento, y el pelo siento como acaba tapando mi cara y moviendo se de un lado a otro, haciendo que mi cuello se encuentre helado y sin nadie que calentarlo. 
Para que buscar a ningún ángel que nos cuide,
Si en las noches oscuras lo único que necesitamos es un diablo
que nos haga todo aquello que a un infeliz humano no se le ocurriría.